sábado, 24 de febrero de 2018

El cura de Lugo pide que “expulse de la Iglesia” a Rajoy y a Feijóo “por usureros”.


El cura de Lugo, Luís Rodríguez Patiño arremete contra un PP “carcomido por la corrupción” y pide que se “expulse” de la Iglesia a Rajoy y a Feijóo “por usureros” y porque “se burlan de todo quisqui”. Al frente de  varias parroquias, en Lugo y A Coruña, Patiño reivindica que se arregle el vial que va de Momán (Xermade) a As Pontes  y no tiene reparos en pedir para ambos presidentes –el de Galicia y el de España – “una expulsión manifiesta y expresa de la Iglesia” al ser los responsables “de la cantidad de sufrimiento que padece la gente, como el bote de las pensiones, que está vacío”.

De Feijóo recuerda que ya fue “avisado” con lo sucedido por las vacunas para enfermos de Hepatitis C, un caso que está judicializado. “Todo aquello que vaya contra la dignidad  –dice Patiño–, contra la vida de las personas, ha de ser objeto de expulsión fulminante y excomunión de la Iglesia. Estos señores están ignorando todo este sufrimiento.  Todos aquellos que son usureros y cooperan con la usura, como decía Santo Tomás, tienen que ser expulsados de la Iglesia”. Y el padre Luís confía en que esta petición de “expulsión” no caiga en saco roto por parte de sus superiores eclesiásticos. Y les culpa igualmente “de los problemas que tienen las personas mayores” para que sean atendidas en el Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA).

Graciano Palomo, en Palo alto (El Confidencial) escribe sobre el cura que pide la excomunión de Rajoy: “Patiño se agarra a las palabras del mandamás, Joan Josep Omella, (natural de Teruel), para exigir a sus superiores la expulsión del presidente. “No creo que Mariano Rajoy sea precisamente un meapilas o consuma muchas horas en las iglesias. ¿Argumento? Pues que el Gobierno concedió dinero a la banca que no ha devuelto. Pero, claro, esto lo dice un cura cuya nómina en gran parte viene pagada por dinero público 'X IRPF'. Creo que don Patiño ignora cómo se vehiculan los dineros de la Iglesia Católica en España. El jefe de la caja, Fernando Giménez Barriocanal, debería mandarle un email detallando los ingresos procedentes de los presupuestos y otras bagatelas dependientes del poder político. También podría excomulgarse a Rajoy por haber concedido a la Conferencia Episcopal un canal de televisión –que vale una pasta en el mercado- o de eximir del pago del IBI en los imponentes inmuebles que la Iglesia y sus distintas órdenes religiosas tienen esparcidos por toda España. De dineros saben mucho la Iglesia y sus próceres. Habría que excomulgar también a los distintos ministros de Trabajo y Seguridad Social que han favorecido a religiosos, curas, monjas y monaguillos sin demasiada causa.”

Las opiniones de Patiño sobre el aborto, la pederastia o los desahucios le han valido la apertura de un expediente en más de una ocasión. Pocos miembros de la Iglesia católica se atreven a hablar tan alto y claro como este cura gallego al que su condición no le impide ir contracorriente en lo que no considera justo. Tiene los pies en el suelo y se debe solo a la gente, tal vez  porque encontró la vocación cuando conoció a los Misioneros Combonianos, con 16 años, o al beber de la Teología de la Liberación. Y no es la primera vez que este licenciado en ocho carreras, creador del primer Consejo de Ancianos de España y de la UNED Senior de Xestoso, lo solicita. Lo hizo en 2013 y en 2016 y ahora ha vuelto a hacerlo por “la pobreza en la que han sumido al país, con tantos desahucios o recortes sanitarios”. “Todo aquello que vaya contra la dignidad, contra la vida de las personas, ha de ser objeto de expulsión fulminante y excomunión de la Iglesia”, dice llanamente. En este sentido, recuerda el Evangelio y añade que “cuando se les avisa, si no toman actitud, serán expulsados de la comunidad”.  E incluso acusa a los dos presidentes de ser los “responsables de la cantidad de sufrimiento que padece la gente. Señores que están ignorando todo este sufrimiento”. De este modo, este religioso ha vuelto a meter el dedo en la llaga, como lo ha hecho otras veces, lo que le ha costado la apertura de varios expedientes y algún que otro 'castigo' en forma de 'destierro'.  

viernes, 23 de febrero de 2018

Pensionistas frente al Congreso.





Hugo Nechvile Sousa, escribe en su web un comentario sobre el tema que, entre ayer y hoy, cubrieron las portadas de todos los periódicos: “Un país donde los pensionistas tienen más cojones que la juventud a la que mantiene, es un país que aún le queda mucho que aprender”. Y la verdad es que lo sucedido ayer con los pensionistas muy pocos lo preveían.

Miles de personas, la mayoría de ellos de edad bastante avanzada, se concentraron en el centro de numerosas capitales españolas en defensa de las pensiones públicas. Protestaron con fuerza y convicción contra el empobrecimiento de los pensionistas actuales y futuros y así lo manifestaron con sus gritos y protestas. En Madrid, lograron cortar el tráfico y  bloquearon el acceso al Congreso. Más de 5.000 consiguen concentrarse a los pies de los leones después de romper el cerco policial que impedía que llegaran a las puertas del Parlamento. Tomaron las puertas del Congreso al grito de “Menos ladrones y más pensiones”. Y cortaron la Carrera de San Jerónimo, ocupada durante varias horas. Y consiguieron el apoyo de  los sindicatos CCOO, UGT,  y de partidos políticos como Unidos Podemos y el PSOE. El PP y C’s se opusieron, como era de esperar. En esta ocasión, con muy buen criterio,  la policía no recibió ninguna orden de cargar contra los manifestantes, considerando “que la acción tiene que ser proporcional”.

La tercera edad también se movilizó en Bilbao, Sevilla, Barcelona, Granada, Gijón, Valladolid o Palma de Mallorca, logrando formar una 'marea pensionista' que atravesó el país. Los manifestantes denunciaron  “la subida de mierda del 0,25% de las pensiones” y reivindicaron el sistema público. La marea pensionista inundó las calles al grito “Arriba las manos, esto es un atraco”, “Todos somos pensionistas”, “No solos terroristas, somos pensionistas”, “$obar a viejos es obsceno”, “Ladrón, congela tu pensión”, “Su botín es mi crisis”, “Sin pan no hay paz”, “Somos más de 9.500.000 pensionistas y estamos dispuestos a luchar… Los sindicatos denunciaron el “agotamiento de todos los procesos de diálogo, tanto en el Parlamento como en Pacto de Toledo y en el Diálogo Social, donde el Gobierno no plantea ningún tipo de respuesta, y hace que la única salida sea la movilización. Una movilización sostenida y constante hasta que el Gobierno dé marcha atrás en su reforma de las pensiones”.

El Secretario General de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT, Anatolio Díez, afirmó que “está claro que los pensionistas cada vez somos más pobres y que las políticas del PP en materia de pensiones nos están abocando a situaciones límites a la mayoría de los jubilados de este país”. E hizo hincapié en que “tenemos que seguir manifestándonos, entre otras cosas, porque hay que derogar la reforma de 2013”.

jueves, 22 de febrero de 2018

Luis Ríu Güell, acusado de corrupción en Miami.

El dueño de RIU acusado de corrupción en Miami 'Yo no he hecho nada'.


Luis Riu Güell, el consejero delegado y propietario de RIU Hotels & Resorts, cadena hotelera española, fue detenido hace unos días en Miami, acusado de corrupción, según informó el diario Nuevo Herald. La fiscal explicó en una comparecencia pública que el director de Construcción de la ciudad de Miami Beach, Mariano Fernández, “recibió vacaciones de lujo en hoteles y tratamiento VIP por agilizar las obras y permisos del hotel RIU Plaza en South Beach, aun cuando no había recibido los permisos o pasado las inspecciones estructurales”, por lo que no cumplió con su deber de “poner el bienestar de la comunidad por encima de cualquier otro interés”. Fernández se entregó a las autoridades tras ser descubierto y se enfrenta a un cargo de compensación ilegal y a otro de asociación delictiva. Junto a él, la fiscalía acusa al propietario de Riu y al vicepresidente regional de la empresa, Alejandro Sánchez Arco, así como a la filial de la cadena hotelera en Florida. Sospecha que Fernández ayudó a la empresa hotelera a cambio de tener habitaciones gratis y grandes descuentos en los hoteles de México y República Dominicana.

Fuentes de la cadena hotelera destacaron que “sus ejecutivos –Luis Ríu y su vicepresidente regional, Alejandro Sánchez del Arco– son “absolutamente inocentes de los cargos que se les imputan” y que confían en que “el sistema judicial de EEUU concluirá que sus acusaciones son totalmente infundadas”. El empresario, propietario de la cadena con más de 100 hoteles en 19 países, llegó a Miami, en un vuelo desde España, a un tribunal del condado de Miami-Dade, donde lo esposaron y lo procesaron. El Nuevo Herald señaló que probablemente no pasaría mucho tiempo detenido porque se le permitiría pagar una fianza de 20.000 dólares y viajar a su residencia en Mallorca (España) y a otros lugares del mundo. Y, efectivamente, tras pagar su fianza, se decretó su puesta en libertad.

Los cargos que pesan sobre él están relacionados con la remodelación del hotel Riu Plaza, cuyo proceso de remodelación se extendió, desde 2013 hasta junio de 2016, y que el departamento de Construcción de Miami tenía que autorizar e inspeccionar. Y, la semana pasada, Luis Ríu pasó del anonimato más absoluto a copar todas las portadas de los periódicos. Pero el empresario dio la cara y se defendió de las acusaciones que penden sobre él, convencido de que el proceso se “resolverá pronto”. En declaraciones a EL MUNDO / El Día de Baleares, reconoció errores en su gestión de la reforma del RIU Plaza Miami Beach que desencadenó toda esta situación, pero negó haber incurrido en ningún delito. “No todo lo hacemos perfecto –alegó–, pero lo que sí le puedo decir es que no he hecho nada impropio y que ninguna de nuestras gestiones en el proyecto del RIU Plaza Miami Beach constituye un delito”.

Riu reconoce que este proceso tendrá un efecto injusto “sobre la imagen de la compañía, aunque confía en que “pese más el trabajo bien hecho durante más de 60 años que este proceso en el que ahora nos encontramos”. Mantiene que no obtuvo ningún trato de favor por parte de las autoridades y recuerda que “el hotel estuvo cerrado durante varios meses a la espera de pasar todas las inspecciones y revisiones prescritas hasta el más mínimo detalle. Nada más obtener las licencias, el ex responsable de construcciones de Miami, Mariano Fernández (también acusado en la causa) empezó a solicitar descuentos y estancias gratis en hoteles de la cadena, pero Luis Ríu sostiene que “nunca hubo ninguna petición del señor Fernández a cambio de nada”. Y asegura que “acabamos de anunciar un plan de inversión de 2.500 millones de euros para los próximos cinco años en la compra de hoteles y terrenos, construcciones y renovaciones. Nuestros planes siguen intactos y tenemos la certeza de que continuaremos trabajando, creciendo y creando empleo en todos nuestros destinos”.

Luis Ríu se muestra convencido de que, tenga el desenlace que tenga en el proceso,  no habrá ningún tipo de represalia en Estados Unidos sea cual sea el desenlace del proceso. Y confía en que no suponga ningún quebranto económico, aunque reconoce que “la situación no es fácil”. No obstante, se muestra “tranquilo” porque opina que “se resolverá pronto”. Sobre las críticas políticas que han surgido en Baleares por el posible daño causado a la imagen internacional de las islas, el ejecutivo reconoce que le “entristece que utilicen este asunto, que no tiene fundamento, para atacar al sector y para intentar poner en entredicho el buen hacer de los hoteleros”.